Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2014

Arthur Rimbaud:"Sueño para el invierno".

En invierno iremos en un pequeño coche rosa Con almohadones azules. Estaremos bien; un nido de locos besos descansa En los mullidos rincones.
Tú cerrarás los ojos para no ver, tras el cristal, Gesticular las sombras de las noches, Esas monstruosidades hurañas, populacho De demonios y lobos negros.
Luego sentirás la mejilla rasguñada... Un pequeño beso, como una araña loca, Correrá por tu cuello...
Y tú me dirás: "busca", inclinando la cabeza, Y tomaremos tiempo para buscar esa bestia; ±que viaja mucho...

Eugenio Montale: "Rememoro tu sonrisa... "

Rememoro tu sonrisa, y es para mí como el agua límpida hallada al azar en la pedrera de un arenal, exiguo espejo en el que mira una hiedra sus corimbos; y encima el abrazo de un tranquilo cielo blanco. Ese es mi recuerdo; no sabría decir, en la distancia, si en tu rostro se expresa libre un alma ingenua, o si verdaderamente eres un fugitivo que el mal del mundo                                                                               extenúa llevando su sufrir consigo como un talismán.
Mas esto puedo decirte, que tu imaginada efigie sumerge mis caprichosas inquietudes en una oleada de calma, y que tu semblante se insinúa en mi gris memoria sencillo como la copa de una joven palmera...
Versión de F.Ferrer Lerin

James Joyce: Poema XXX

El amor vino hasta nosotros hace tiempo Cuando uno al atardecer jugaba con timidez Y otro con miedo permanecía al lado. Pues al nacer el amor es todo temor.
Fuimos amantes serios. Pasó el amor Que tuvo muchas dulces horas. Bienvenidos hoy para nosotros, al fin, Los caminos que hemos de seguir.

Dylan Thomas: "Un cambio en los climas del corazón"

Un cambio en los climas del corazón vuelve seco lo húmedo, la bala de oro estalla sobre la tumba helada. Un clima en la comarca de las venas cambia la noche en día; la sangre entre sus soles ilumina al viviente gusano.
Un cambio en el ojo advierte a tiempo la ceguera hasta el hueso; y el útero incorpora una muerte mientras surge la vida.
Una sombra en el clima del ojo es a medias su luz; el mar sondeado irrumpe sobre una tierra sin arpones. La semilla que del lomo hace una selva divide en dos su fruto; y la mitad se escurre lenta en un viento dormido. Un clima en la carne y el hueso es seca y húmeda; el viviente y el muerto se mueven como espectros ante el ojo.
Un cambio en el clima del mundo vuelve espectro al espectro; y cada niño dentro su madre se repliega en su doble de sombra. Un cambio echa la luna dentro del sol, tira de las ajadas cortinas de la piel; y el corazón entrega a sus muertos.

Benn Gottfried : Amor

Amor —las estrellas hacen guardia sobre los besos, mares —Eros de la lejanía— murmuran, murmura la noche, se alza sobre el lecho, sobre el respaldo, antes de que se perdiera la palabra, Anadiomena que surge eterna de su concha.

Amor: horas de sollozos, ansias de eternidad, borran sin muchas heridas un par de lunas del tiempo, desembarcan, ¡creencia exaltada! El Arca y el Ararat son para el agua un botín sin límites.
Amor, transmites las palabras que te fueron dichas: ronda: cómo están los lugares velozmente recorridos por lo que se extinguió. Cambio. Y las horas ambulan, y giran las llamas. Entre tormentas ajenas,
te das y te recibes a ti mismo.