Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2007

Rubén Darío. "La Risa"

“La alegría destierra el estado morboso de las almas, la alegría riente y expresiva, de sonoras

alas , se mueve en un ambiente sano y vivificador. Su trono jovial su carcajadas, es como las

descargas eléctricas que purifican la atmósfera. Y en este siglo de crisis intelectuales, la risa ha

podido ser torre de asilo, lugar de salvamento, para los que allegan a sus dominios y se acogen

bajo sus banderas”


Fragmento de Apología a la Risa

Rubén Darío: "Bendigamos la risa"

¡Bendigamos la risa!

¡Bendigamos la risa, porque ella libra al mundo de la noche!

¡Bendigámosla, porque ella es la luz de la aurora, el carmín del sol, el trino del pájaro!

¡Bendigamos la risa, porque es la predilecta del rey bebe, muñequito sonrosado y adorable, que lleva paz y dicha a nuestras casas!

¡Bendigámosla, porque ella está en el ala de la mariposa, en el cáliz del clavel lleno de rocío , en el aderezo de rubíes que se contiene en el estuche de la granada!

¡Bendigámosla, porque ella es la salvación, la danza y el escudo!

 Apología de la Risa.

AMOR DULCE

“MELIBEA. ¿Cómo dices que llaman a este mi dolor, que así se ha enseñoreado en lo mejor de mi cuerpo?

CELESTINA. Amor dulce

MELIBEA. Eso me declara qué es, que en solo oírlo me alegro.

CELESTINA. Es un fuego escondido, una agradable llaga, un sabroso veneno, una dulce

amargura, una deleitable dolencia, un alegre tormento, una dulce y fiera herida, una blanda

muerte.”

De, La Celestina

Paul Verlaine: "Tú crees en el ron del café, en los presagios"

Tú crees en el ron del café, en los presagios,
y crees en el juego;
yo no creo más que en tus ojos azulados.

Tú crees en los cuentos de hadas, en los días
nefastos y en los sueños;
yo creo solamente en tus bellas mentiras.

Tú crees en un vago y quimérico Dios,
o en un santo especial,y,
para curar males, en alguna oración.
Mas yo creo en las horas azules y rosadas
que tú a mí me procuras
y en voluptuosidades de hermosas noches blancas.
Y tan profunda es mi fe
y tanto eres para mí,que en todo lo que yo creo
sólo vivo para ti.
Versión de Luis Garnier