Anzai Hitoshi: Abrigo.



Aunque apagues la luz, sigue oyéndose el ruido del mar
Aunque cierres la ventana, sigue nevando sobre el techo
Tus cabellos que me invitan al rincón más escondido de mí mismo
Acarician mis hombros como un abrigo.



Traducción: Javier Sologuren.

Comentarios

Entradas populares