William Shakespeare: Soneto 18.


 
Pierre-Auguste Renoir - "Summer Landscape", 1875.

¿Qué debo compararte a un día de verano?               
Tú eres más adorable y estás mejor templado.                      
Rudos vientos agitan los capullos de Mayo                 
y el estío termina su arriendo brevemente.                

A veces brilla el sol con demasiado fuego               
y a menudo se vela su dorado semblante.                   
A veces la belleza declina de su estado,            
por causas naturales o causas imprevistas.                 

Mas tu eterno verano, jamás se desvanece,            
ni perderá su instinto de tener la hermosura,           
ni la Muerte jactarse, de haberte dado sombra,                     
creciendo con el tiempo en mis versos eternos.


Versión Ramón García González               

Comentarios

Entradas populares