Sibilla Aleramo: Grave, pero como una ardiente música.



Grave, pero como una ardiente música,
este latir fuerte de tu vida,
y ver reflejada en tu mirada
el alma que ya tuve en mi juventud,
este sentirte himno y ala y luz
en el mundo que divino quieres recrear,
grave a mi corazón
este revivir en ti mi antigua fábula,
pero como una ardiente música.


Traducción de Carlos Vitale

Comentarios

Entradas populares