Erich Fried: Cómo debes ser besado.

François-Henri Galland.


Cuando te beso,
 no es sólo tu boca,
ni tu ombligo,
 ni tu regazo lo que yo beso.

También beso tus preguntas,
y tus deseos,
yo beso tus reflexiones,
tu incertidumbre,
y tu valentía,
tu amor por mi,
y la libertad que te ofrezco,
tu pie,
que hasta mi te trajo
y que de mi te alejará,
te beso a ti,
como eres y como serás,
mañana y después,
y cuando los días conmigo queden en el recuerdo.
.


Comentarios

Entradas populares