Vladimir Holan: Confesión tardía



Es a ti, siempre a ti a quien amo,
aunque todo pruebe
que la conciencia continua del amor
impide amar…

Es a ti, siempre a ti a quien amo,
aunque soy testigo perpetuo de la presencia
y soy su cómplice.


A ti, siempre a ti sola

Comentarios

Entradas populares