Elsa Cross: El vino.

 Baco. Caravaggio.

Basta una palabra,
un giro del deseo
para traer de pronto
toda esta ebriedad.
Vino que se destila en gotas lentísimas.
Néctar–
más sutil que el éter
desciende al corazón
y allí
el sortilegio.
Ebrios de Dios mis ojos.
Ebrias mis manos.
Llenar la copa hasta los bordes, dicen.
Tu rostro en todas partes,
tu mirada embriagada.


Comentarios

Entradas populares