Paul Celan: "Estaba".







Estaba
la pizca de higo en tu labio.


Estaba
Jerusalén a nuestro alrededor.


Estaba
el aroma de los pinos albares
sobre el barco danés que bendecíamos.


Yo estaba en ti.

Paul Celan.

Comentarios

Entradas populares