Edith Södergran: "El secreto de Eros"



Roja yo vivo. Con sangre vivo.

No he renegado de Eros.

Mis rojos labios arden sobre tu frío altar.

Te conozco. Eros -

no eres hombre ni mujer,

eres la fuerza

que se sienta agazapada en el templo,

y que se alza más salvaje que un grito,

más violenta que una piedra arrojada,

lanzando al mundo las justas palabras de la anunciación

desde las puertas del templo del Todopoderoso.

.

Versión de Renato Sandoval e Irma Sítanen

Comentarios

Entradas populares